El bebé y la crisis de los 8 meses

El bebé y la crisis de los 8 meses

Cómo tratar a tu bebé ante la crisis de los 8 meses

El bebé y la crisis de los 8 meses

Autor:
Cómo tratar a tu bebé ante la crisis de los 8 meses
En esta etapa, el bebé comienza a sentir mucho la ausencia de la madre, y es tan simpático con las nuevas personas. ¿Cómo tratar su crisis de los 8 meses?

8 meses y su angustia por la separación

A los 8 meses, el bebé ya no se contenta con comer y dormir, y mucho menos con que te apartes de su lado. Los 8 meses son una etapa difícil porque tu bebé experimenta las primeras angustias de separación. Es normal y esencial para la construcción de su personalidad.

 

Tu bebé comienza a diferenciarse y a entender que es alguien diferente a ti. Cada vez que toma conciencia de tu alejamiento se siente angustiado, porque aún no sabe a ciencia cierta si vas a volver.

Tu alejamiento es vivido por tu bebé como un abandono; lo que antes sucedía sin dramas como dejarlo al cuidado de alguien, ahora es casi desgarrador. Peor aún si decides cambiar en algo su mundo.

 

A los 8 meses tu bebé ya conoce perfectamente el escenario y las personas que lo rodean.

Si hasta hace poco le sonreía a todos, no sólo ya no lo hace, sino que además lo evita o, en muchos casos, lo rechaza abiertamente, porque detesta lo nuevo, los cambios, y prefiere sobre cualquier otra cosa su casa, su familia y sobre todo a su mamá.

 

Cómo tratar la crisis de los 8 meses

La crisis de los ocho meses puede ser más o menos importante, más o menos larga y más o menos dramática para cada bebé. Según algunos estudios, los bebés que han sido dejados a la guarda de una persona o institución desde temprana edad y que, por lo tanto, están habituados a otro ambiente y a ver a personas diferentes, por lo general tienen crisis menos importantes. Es como si hubiesen incorporado esas rutinas como parte de su mundo.

 

Para atravesar el período de crisis de los 8 meses, lo mejor es darle confianza a tu bebé. Si debes ausentarte, explícale que vas a salir, cuánto tiempo estarás ausente y repítele que vas a volver cuanto antes y que piensas en él aún si no estás presente.

Trata también de no incorporar en esta etapa a personas desconocidas, como cambiar de niñera o de institución de guarda. Continúa jugando a las escondidas y no te fastidies con el juego de tirar juguetes una y otra vez, porque estas dramatizaciones le sirven a tu bebé para comprender que los objetos y las personas continúan existiendo a pesar de no ser vistos.

Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer y Compártelo por las Redes Sociales ahora!
Qué opinas sobre el contenido de este artículo?
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a El bebé y la crisis de los 8 meses
Cuidados y alimentación durante la lactancia materna
El momento del amamantamiento es muy especial, tanto para la mamá como para el bebé. Durante el mismo, procura llevar a cabo ciertos cuidados y alimentarte de forma correcta.
La relación entre padre e hija en sus primeros años
La hija adora a su padre ya que para ella es el primer hombre de su vida. La relación será de adoración absoluta los primeros años, para ir decayendo llegada la adolescencia.
Características de los niños de 12 meses
Al año, los niños comienzan a interactuar más con su familia y muestran muchos adelantos en su aprendizaje.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con El bebé y la crisis de los 8 meses . En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Indice(405 artículos)
Buscador
El bebé y la crisis de los 8 meses
Imagen ilustrativa del artículo El bebé y la crisis de los 8 meses
Si hasta hace poco le sonreía a todos, a los 8 meses tu bebé no sólo ya no lo hace, sino que además lo evita.
Versión para imprimir
Versión de El bebé y la crisis de los 8 meses sin imagenes o enlaces para una mejor impresión.
Otras secciones
Dentro de S.O.S Maternidad
  Inicio de S.O.S. Maternidad