Últimamente se han llegado a viralizar muchos juegos de desafíos absurdos en las redes sociales, los cuales en muchos casos resultan ser peligrosos, entre ellos se halla el último reto virtual de internet: Momo (También conocido como Momo Challenge), el cual se ha viralizado junto a la imagen de una mujer de rostro alargado, grandes ojos saltones, y una sonrisa aterradora.


Este fenómeno viral tiene muchas similitudes con el reto de la ballena azul, e invita a quienes ven la imagen a escribirle a Momo por un número de WhatsApp cuyo prefijo +81 es de Japón, se dice que ésta entidad responde comúnmente solo de madrugada, y en cualquier idioma. ¿Es esta leyenda cierta? Claro que no, pero entonces, ¿Cuál es el peligro de la misma?


El peligro de esta leyenda o juego reside en que muchas personas, delincuentes o incluso hackers pueden aprovecharse del mismo para robar información personal, extorsionar, acosar, incitar a la violencia e incluso el suicidio, y generar trastornos físicos y psicológicos.


Pero, ¿De dónde salió Momo? ¿Qué o quién es? La imagen de Momo tiene su origen en Japón, es en realidad una escultura creada por una compañía japonesa “Link Factory”, posteriormente su imagen fue tomada y republicada junto a la invención de un creepypasta o leyenda urbana, y por último se convirtió en un juego de desafíos, tal como la ballena azul.


A diferencia de la ballena azul, el principal medio de Momo es por WhatsApp, aunque se ha extendido a plataformas de juegos virtuales tales como minecraft que tiene un promedio de más de 1000 jugadores diarios. En conclusión, el peligro de momo es real, sin embargo, no hay ninguna entidad paranormal detrás del mismo, solo personas aprovechándose de la leyenda para causar daños.


Por ello, lo recomendable es no continuar con la cadena de mensajes de Momo ni de ningún otro desafío absurdo de internet, evitar repetir el rumor de momo o continuar virilizándolo y no agregar números desconocidos para así no caer en estafas, extorsiones o amenazas.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *