Al momento de dar recomendaciones extra curriculares, los especialistas como neuropediatría, psiquiatra, psicólogo, toman como primera opción la natación.

Esta es sin duda alguna una de las actividades deportivas más completas. Con este deporte se trabajan y ejercitan los músculos, la coordinación motora, el sistema circulatorio y respiratorio.

Además, contribuye en el desarrollo de la independencia y la autoconfianza del niño.

Para los bebés, los beneficios son muchos. La natación mejora sus capacidades cardiorrespiratorias, favorece su alineación postural y beneficia su coordinación muscular, desarrollando sus capacidades sensoriales y psicomotrices.

La natación es un deporte que ayuda a:

  • Combatir el estrés
  • El déficit de atención
  • Estimula el apetito y el sueño,
  • Mejora el comportamiento de los pequeños.

Si tienes alguna duda para saber si tu hijo puede practicar este deporte es recomendable que consultes al pediatra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *