Los abusos, actos y carencias que afectan o puedan afectar a los menores de 18 años de edad, ejecutados por personas adultas con relaciones cercanas a los menores, suponen la existencia de un maltrato psicológico, físico, sexual o negligencia, y, por ende, ponen en evidencia un maltrato infantil, el cual como ya hemos visto puede presentarse a través de muchas formas.

Por ello es esencial conocer los distintos tipos de maltratos y sus indicadores básicos (síntomas), para estar preparados para identificar, de ser ese el caso, cualquier forma de maltrato infantil. Puede que te veas en una circunstancia en la que sospeches de un posible caso de maltrato infantil y no sepas que hacer o como actuar ante la situación.

Para dicha circunstancia, te dejamos 6 recomendaciones prácticas sobre como actuar ante un posible caso de maltrato infantil:

1: Habla con el niño, niña o adolescente y aliéntalo a contarte lo sucedido. Asegurale que es correcto hablar sobre lo que le paso y que no está poniendo en riesgo su seguridad al contarlo. Hazle saber que confías en él y evita mantener un contacto amenazante mientras lo haces.

2: Recuérdale al niño, niña o adolescente que no es culpable del abuso. No revictimices al niño, hazle saber que él no es culpable de lo sucedido, repítele constantemente “No es tu culpa” para ayudar a disminuir el sentimiento e culpa que el menor pueda llegar a sentir ante el maltrato.

3: Busca ayuda de profesionales. Asesorate con profesionales como médicos, psicólogos o trabajadores sociales, que puedan orientarte y decirte como proceder ante la situación.

4: Mantén la seguridad del niño, niña u adolescente. Separalo de su maltratador o supervisalo en caso de estar en presencia de éste. También ofrecele ayuda médica en caso de ser necesario.

5: Denuncia. Si estás seguro de la situación llama a los servicios de protección infantil, servicios sociales o al departamento de policia, para denunciar o poner en evidencia el maltrato.

6: Consigue apoyo adicional. En caso de estar a tu alcance considera la posibilidad de contactar con servicios profesionales de salud mental. Recuerda que es importante que el niño y su familia reciban ayuda profesional, tanto para tratar las consecuencias y repercusiones que dejaron los maltratos en el menor, como también para disminuir las situaciones de maltrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *