Los alimentos que no son recomendables para los niños con TDAH

El TDAH o Trastorno por déficit de atención e hiperactividad es un trastorno de comportamiento originado en la infancia, que está caracterizado por la dificultad para prestar atención y concentrarse, impulsividad, inquietud, e hiperactividad.

Aunque una dieta adecuada no será un milagro ni la curación para el TDAH si resulta ser un factor que puede beneficiar la salud y mejorar los síntomas, para ello es necesario conocer cuales alimentos son capaces de empeorar los mismos, para así evitarlos y con la supresión de estos alimentos en el menú diario reducir la hiperactividad.

1- El chocolate: posee cafeína, teobromina y azúcares, por lo que puede empeorar los síntomas del trastorno, generando un aumento rápido de los niveles de azúcar en la sangre y por ende causar hiperactividad e incluso ansiedad.

2- El helado: algunos de los productos lácteos como el helado pueden empeorar los síntomas,  mayormente en los niños que sean hiper-sensibles a los lácteos, ya que frecuentemente los niños con TDAH pueden actuar como adictos a los lácteos y no difieren completamente los mismos, alterando la conducta.

3- El yogurt: al igual que el helado, el yogurt puede empeorar los síntomas. El consumo excesivo de lácteos también puede provocar intolerancias en el niño por lo cual se debe disminuir su consumo, pero no eliminarlos completamente.

4- El queso: otro lácteo el cual resulta necesario de controlar su consumo en el niño, ya que puede ser causante de que los síntomas empeoren.

5- Refrescos: éstos contienen aditivos artificiales, colorantes y aromatizantes que podrían hacer que los síntomas empeoren, la mayoría también contienen cafeína, por lo que es más recomendable optar por bebidas naturales.

6- Cafeína: el consumo de alimentos con cafeína puede que a corto plazo mejoren la concentración, pero a largo plazo al dejarla de consumir es capaz de ocasionar irritabilidad. Además, demasiada cafeína puede poner nerviosos a los niños, o generar más dificultad para dormir en la noche.

7- Pescados con alto contenido en mercurio: los pescados que contienen demasiado mercurio, como es el caso del pez espada, pueden dificultar la concentración o la capacidad para prestar atención, por lo cual es más recomendable optar por pescados con bajos niveles de mercurio como el salmón o el camarón.

8- Jugos artificiales: al igual que los refrescos, contienen colorantes, aromas artificiales y conservantes, que pueden empeorar los síntomas, además de que también suelen contener altos niveles de azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *