Entrevistada Dra. Sandra Maucó.

Cuando se toma una decisión tan importante como lo es la planificación familiar es recomendable centrarse en llevar un buen control prenatal, en función de evitar consecuencias donde pueda verse comprometida la salud y la vida tanto de la madre como la del hijo (a).

En este presente artículo veremos lo importante de tener una buena planificación familiar, el riesgo que se puede correr cuando no se lleva y algunas recomendaciones por la especialista en el área la Dra. Ginecología-obstetricia Sandra Maucó.

Antes de ahondar en el tema debemos dar a conocer que es un Control Prenatal, este no es más que el conjunto de evaluaciones y/o procedimientos de la embarazada con el equipo de salud con el fin de vigilar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación para el parto.

Mediante la entrevista la especialista hace referencia a que este control prenatal se da desde antes de la concepción del feto, explica mediante relato verbal “es importante ya que esto va desde que la pareja toma la decisión de querer ser padres, ya que es necesario una preparación psicológica ante esta importante decisión, luego de esto se da una serie de pasos que van desde el tratamiento previo basado en las indicaciones de fortalecimiento vitamínico a través del Ácido Fólico así como también de la realización de unos exámenes de laboratorio”. Todo esto en función de descartar y preparar el cuerpo de la futura madre.

Sin embargo, actualmente en Venezuela nos encontramos frente a una realidad distinta a lo anteriormente citado, debido a que estamos liderando la tasa de Embarazos en Adolescentes de manera precoz. Es por ello que es importante destacar que cuando llegan a consulta por lo general es cuando presentan algún retraso en su periodo menstrual y no por un control por planificación.

Al consultar a la especialista cuando o en qué mes es recomendable iniciar este control manifiesta “que es lo más pronto bajo esta realidad, por lo general cuando llegan a consulta es alrededor de la 8va semana y es allí cuando se inicia el proceso de tratamiento de vitaminas aunque se ha perdido un buen tiempo fundamental para el desarrollo del feto, así como también se realiza un ecosonograma transvaginal para evaluar y visualizar al mismo”. Lo más recomendable es tener cuanto antes este control ya que se puede evitar ciertas patologías o complicaciones.

Es importante destacar que mediante este control prenatal se realiza un seguimiento de la evolución del niño o niña que viene en camino, ahora bien, entre las semanas ocho y doce se puede realizar un ultrasonido y estudios para destacar entre ellos el cromosoma de trisomía 21 conocido como Síndrome de Down. Aunado a ello en la semana 28 de gestación se realiza otros estudios para otros descartes.

Más adelante, continuare la entrevista sobre este importante con la Dra Sandra Maucó

Contactos:

Dra. Sandra Maucó. Especialista en Ginecología- Obstetricia.

Correo electrónico: sanmauco@hotmail.com

Teléfono: (0416)-6568702

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *