Probablemente hayas escuchado en numerosas ocasiones que hacer ejercicio es necesario para llevar una vida saludable, lo cual es cierto, pero además de ello también es capaz de hacerte sentir bien, y de traer gran cantidad de beneficios y ventajas a tu vida.

Hacer ejercicio es capaz de ayudarte a mantener un peso corporal sano, como también a prevenir problemas de salud, a la vez que aumenta tu vitalidad para el ritmo del día a día. Pero eso no es todo, practicar algún tipo de ejercicio o realizar alguna actividad física también es capaz de ayudarte mental y emocionalmente.

Practicar una actividad física implica poner en movimiento las células que componen el organismo, actuando como un tranquilizante natural y reduciendo los niveles de estrés y ansiedad. También es capaz de prevenir la depresión, y ayuda a reducir los efectos del envejecimiento. 

Entre otros de los beneficios de hacer ejercicio, encontramos que, al ser capaz de ofrecer beneficios estéticos, trae consigo un aumento de la autoestima, además de que al liberar toxinas provocará que te sientas mejor contigo mismo y con quienes te rodean.

El sistema cardiovascular también se ve favorecido con actividades tales como salir a correr, trotar, bailar, y nadar, ya que al ser actividades que requieren más oxigeno mejoran la circulación y disminuyen la presión sanguínea.

El ejercicio también regula los niveles hormonales, acelera el sistema inmune, contribuye a cuidar los niveles de azúcar en la sangre, e incluso aumenta la capacidad de aprendizaje junto al aumento del flujo de oxígeno al cerebro.

Algunas personas no son capaces de mantener una rutina de ejercicios físicos por la falta de interés por el mismo, porque les resulta aburrido, o porque no son capaces de disfrutar lo que hacen, afortunadamente existen muchos deportes diferentes para probar hasta encontrar uno ideal para cada persona, como también actividades divertidas que pueden ayudar a mantenerte activo.

Entre algunas de las múltiples actividades físicas que pueden ser beneficiosas para tu salud, se hallan las más sencillas que además se pueden practicar al aire libre, como lo son andar en bicicleta, correr, trotar, patinar, saltar la cuerda, e incluso hacer yoga o pilates. También hay actividades más organizadas como practicar tenis, fútbol, natación, béisbol, artes marciales, actividades aeróbicas y baile, o incluso actividades físicas que están de moda y cada vez son más practicadas, como el crossfit, escalada, aero yoga, acrogym, telas aéreas, y pole dance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *